La tarde rebelde que nos regaló noviembre

 

La belleza escénica se opone a los pronósticos del tiempo y nos regala su mejor cara. 

A pesar de que el Instituto Metereológico Nacional, IMN, había pronosticado lluvias para esta tarde y noche en las regiones Caribe y Norte,  lo cierto es que el clima se salió con las suyas y nos regaló una de las tardes más bellas del año.

Las imágenes captadas hoy en nuestras comunidades no tienen nada que envidiarle a las auroras boreales de Noruega ni a los atardeceres que dibujó  con sus  palabras Julio Verne.

Decenas de conductores paralizaban  su marcha al lado del camino para dejarse de recuerdo en sus cámaras esos bellos destellos  que nos regaló el ocaso de este día.

Roger Durán, abogado y  reconocido fotógrafo de Guápiles, captó los colores del atardecer que queríamos que durara para siempre.

Las imágenes nos intoxican de belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.