Policía de Tránsito vigilará centros educativos frente a Ruta 32

Centros educativos de los cantones de la provincia de Limón y Sarapiquí,   están en la lista de 63 escuelas o colegios que la Policía de Tránsito atenderá, de forma prioritaria, en todo el país, durante el inicio del curso lectivo 2019, a partir del miércoles 6 de febrero.

El director de la Policía de Tránsito, Lic. German Marín Sandí, explicó a Caribeactual.com que la escogencia de estos centros educativos se hace con base en criterios técnicos, principalmente vinculados con la ubicación del centro educativo frente a rutas de alto tránsito, en cuenta carreteras como la ruta 32 o las Interamericanas Norte y Sur, así como por estadísticas de accidentes.

[metaslider id=1073 cssclass=»»]

Empero, recalcó Marín, eso no implica que no se atiendan otros centros educativos adicionales, según las circunstancias .Las estrategias de la Policía de Tránsito irán encaminadas, principalmente, a la prevención, con presencia de oficiales que faciliten el ingreso y salida de estudiantes, que se respeten los límites máximos de velocidad, que en zona escolar es de 25km/h; evitar el estacionamiento indebido, principalmente en aceras y que los estudiantes y sus papás crucen en las esquinas y activando los semáforos peatonales donde estén disponibles.

No obstante, indicó Marín, las labores operativas también implicarían sanciones contra el transporte ilegal de estudiantes, la conducción sin licencia (durante el plan aplicado en el 2018 se sancionaron 1.210 conductores por esta razón) y el irrespeto al señalamiento vial, que durante las labores entre el 12 y el 24 de febrero de 2018 implicaron 678 boletas.

[metaslider id=1070 cssclass=»»]

“Parece increíble, pero incluso con presencia de oficiales, muchos conductores se la juegan; estacionan indebidamente, de hecho, el año pasado multamos 449 personas durante la entrada a clases. Peor todavía, se saltan altos, exceden la velocidad, llevan niños sin dispositivos de retención. Entonces, vamos a enfocarnos en proteger a los niños y parte de ese cuido implica sancionar a quien no entienda que debe bajar la velocidad frente a las escuelas, por ejemplo” explicó Marín.

La presencia de oficiales se mantendrá con particular énfasis entre el 6 y el 22 de febrero, sin descartar la permanencia de más tiempo en sitios específicos, según los análisis de comportamiento vial frente a esos centros de enseñanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.